PABLO CABELLOS ¿Soy un ser humano?

Conócete a ti mismo. Un viejo consejo, atractivo, pero que a duras penas logramos seguir. Desde el momento de la concepción somos seres humanos, pero no lo sabemos. Algo más tarde, pensamos en otras cosas más urgentes como, por ejemplo, sobrevivir — más aún, en los tiempos que corren—. A esas alturas de nuestra vida sabemos poco, y todavía duerme el interés por el conocimiento propio. Algo más adelante despierta, y de un modo gradual vamos reconociéndonos a nosotros mismos como seres humanos.



 

GILSON ETIENNE, Juan Duns Escoto

Respecto a la figura del gran maesto escocés, en el primer período muchos autores tuvieron que enfrentarse a viejos juicios negativos y desconfianzas exageradas, recogidas en manuales e incluso en obras de mayores pretensiones.

Surgió entonces la elogiable reacción de muchos investigadores que se sentían punzados por la injusticia de aquellas valoraciones: los nombres de Minges, Belmond, De Basly, Bettoni o Longpré –entre otros muchos– enmarcan ese contrapeso, que consiguió ahuyentar prejuicios y abrir resquicios de luz. A partir de ese momento fueron estudiadas las obras de Escoto con más calma e imparcialidad, abriéndose un segundo período que ha llegado a dar un número importante de trabajos en torno a temas específicos de la doctrina escotista. A incrementar ese interés contribuyó también la naciente investigación crítica –tras la segunda guerra mundial– en torno a la autenticidad de algunas obras que se atribuían a Escoto.



 

MÁXIMO EL CONFESOR, Tratados espirituales


 Máximo el Confesor (580-662) es el teólogo griego más destacado del siglo VII y su obra ha sido considerada como la plena madurez del pensamiento griego teológico, filosófico y místico. En medio de una vida azarosa que lo llevó a un continuo exilio, fue realizando su confesión que culminó en la proclamación de su fe en medio de terribles castigos y su posterior muerte. Máximo puede ser designado como un pensador de síntesis. 

Marcado a fuego por el misterio de Cristo, por la unión inconfusa y dinámica de lo divino y humano, eleva este modo de unión a clave hermenéutica de toda la realidad. El misterio de Cristo ha penetrado en el corazón del mundo, llevando todo dinámicamente a una unidad cada vez más perfecta. 



GÓMEZ PÉREZ RAFAEL, Introducción a la Metafísica

A un hay gente para quienes la palabra metafísica alude a algo impreciso, vagamente esotérico o vagamente inútil. No son así, ciertamente, los lectores de las tres primeras ediciones de este libro, ya agotadas. La metafísica de la que aquí se habla tiene que ver mucho con aquella «filosofía primera» de la que escribía Aristóteles, primera y principal. Como tal, era y es, la ciencia fundamental de lo que es, pero no puede experimentarse empíricamente. Meta-física, o sea más allá de lo físicamente estudiable o medible.


 


CRUZ JUAN CRUZ, La interpretación de la ley

 La profusión de teorías contemporáneas que, sobre la interpretación, se cruzan actualmente en la mesa de un investigador, pueden ocultar el hecho de que los autores tardomedievales o iniciadores de la modernidad, en el Siglo de Oro, también estaban preocupados por lograr correctamente la aplicación de la ley a los casos concretos o de compaginar las distintas leyes entre si. Y que se debatían entre doctrinas dispares y, al igual que hoy, con gran carga polémica.
Este trabajo no pretende abrir un diálogo con las teorías modernas de la interpretación; se limita a perfilar el esfuerzo que uno de aquellos
autores, Juan de Salas, hizo para aglutinar los aspectos filosóficos y jurídicos de la interpretación que a principios del siglo XVII eran discutidos en España y que no debiéramos hacer desaparecer de nuestra memoria.


ARIAS ARTACHO JAVIER, Dios existe

 Vivimos una urgencia de esperanza ante la que no podemos cerrar los ojos. Ahí fuera, una  inmensa multitud de hombres y mujeres de buena voluntad no aceptan ni comprenden el  mensaje de la Iglesia. Su discurso –siempre bien intencionado y la mayoría de las veces acertado– les suena como una lengua arcaica y, lo que es peor, causa rechazo social a una gran  parte de la población.  




DE CUSA NICOLÁS Sobre la mente y Dios,

 El breve, y también maravilloso, escrito Diálogo sobre el Dios escondido (también denominado a veces con el nombre entero del Diálogo de un gentil y un cristiano sobre el Dios escondido) fue redactado por Nicolás de Cusa entre 1440 y 1445; se sitúa entre esas fechas, porque se sabe que es posterior a La docta ignorancia y previo a La búsqueda de Dios; suele considerarse que es el primer diálogo que escribió el Cusano1; se piensa que, casi con toda seguridad, es también posterior a Las conjeturas, si bien este último libro parece ser que fue redactado previamente y publicado con posterioridad (entre 1442 y 1445).  



TERTULIANO A los mártires, El escorpión, La huida en la persecución


 Al acercarse a la figura de Tertuliano, el historiador es consciente enseguida de estar ante un personaje que no tiene un perfil claro y lineal. Antes bien, percibe múltiples facetas propias de una personalidad compleja y difícil de encorsetar. Sin embargo, se hace preciso acercarse a su vida para conocerla lo mejor posible y, a través de los múltiples avatares de su existencia, comprender su pensamiento y las razones que dan una cierta razón de su evolución.

 


 

CONESA FRANCISCO,CEJAS JOSÉ MIGUEL El nuevo ateísmo Hoja de ruta


 El nuevo ateísmo constituye un ataque frontal y virulento contra las religiones en general y el catolicismo en particular. Sus principales promotores son Richard Dawkins, Sam Harris, Daniel Dennett y Christopher Hitchens, que se autodenominan «los cuatro jinetes».
Su primer libro representativo  fue El final de la fe, de Sam Harris, publicado en 2004, en el que equiparaba las religiones con los fundamentalismos y prevenía al mundo del tremendo peligro que suponen. Pocos años después salieron a la luz varias obras dentro de esa misma línea, escritas por Dawkins, Hitchens y el filósofo francés Onfray.


 

ORLANDIS JOSÉ, Historia breve del cristianismo

El libro se divide en 35 capítulos, y a la cabeza de cada uno de ellos un corto sumario puede servir para orientar al lector sobre las principales cuestiones que allí van a examinarse. Esta Historia breve del cristianismo, por razón de su temática, es primordialmente un libro de historia religiosa; pero se ha tratado siempre de encuadrar esa historia en un contexto general y tener bien presente el momento social, cultural y político en que vivieron los cristianos de cada época: aquellos que, desde los orígenes hasta hoy, han integrado la Iglesia, el Pueblo de Dios que peregrina en la tierra a través de los tiempos. La cronología que figura al final del volumen podrá ayudar a situar los acontecimientos en el marco que les corresponde.


 


DE CUSA NICOLAS Diálogos del idiota, El possest, La cumbre de la teoría,

 Nicolás de Cusa nació en 1401, en Cues, cerca de Tréveris. Según parece, de su primera educación se ocupó la noble familia de los Manderscheid, si bien no parece cierto que fuera enviado a la escuela de los Hermanos de la vida común de Deventer, el famoso centro de la devotio moderna. En 1416 se matriculó en la Facultad de Artes de Heidelberg, en la que consiguió el grado de Bachiller; la mayor parte de los profesores de esa Universidad eran partidarios del conciliarismo e influyeron de manera notable en las primeras concepciones de Nicolás sobre ese problema candente en la época. De 1417 a 1423 estudia en la Universidad de Padua –son los años del Concilio de Constanza– en la que alcanza el grado de Doctor decretorum, aunque además de derecho canónico, estudió matemáticas, física y astrología. Tanto en la Universidad de Heidelberg como en la de Padua era muy relevante el influjo del nominalismo de Marsilio de Inghen.



AGUSTÍN DE HIPONA, Las confesiones


 Hay aquí un hombre que te quiere alabar. Un hombre que es parte de tu creación y que, como todos, lleva siempre consigo por todas partes su mortalidad y el testimonio de su pecado, el testimonio de que tú siempre te resistes a la soberbia humana. así pues, no obstante su miseria, ese hombre te quiere alabar. Y tú lo estimulas para que encuentre deleite en tu alabanza; nos creaste para ti y nuestro corazón andará siempre inquieto mientras no descanse en ti.


 

DOLZ MICHELE Restiro espiritual

Aquí se afrontarán varios temas tradicionales de la espiritualidad y de la ascética cristiana. Tengamos cuidado de no considerarlos compartimentos estancos, sino diversos lados de una única vida cristiana, la nueva vida en Cristo. Y lo que vivifica todo es la calidad. Basta leer las conocidas palabras de san Pablo, que pueden hacer desistir de la búsqueda de una perfección egocéntrica: «Aunque yo hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo amor, soy como una campana que resuena o un platillo que retiñe. Aunque tuviera el don de la profecía y conociera todos los misterios y toda la ciencia, aunque tuviera toda la fe, una fe capaz de trasladar montañas, si no tengo amor, no soy nada. Aunque repartiera todos mis bienes para alimentar a los pobres y entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo amor, no me sirve para nada».


 


ESLAVA EUCLIDES Perdón compasión Esperanza


 Reflexionar sobre el perdón, la compasión y la esperanza, desde el horizonte de la teología, tiene mucho significado para nosotros hoy en Colombia. En primer lugar, porque estas tres palabras, aunque pueden ser enunciadas y comprendidas desde el derecho, la filosofía o la psicología, tienen una profundidad y un fundamento concretos dentro de la tradición de fe y de vida cristiana que los teólogos cristianos tratamos de reflexionar. Aún más, podemos afirmar que el valor que tienen estas tres palabras en nuestra sociedad se debe finalmente a la matriz cristiana de nuestra cultura.


 

CALDUCH-BENAGES NURIA, Los profetas mensajeros de Dios

 Los profetas no tenían ni ‘teorías’ ni ‘ideas’ sobre Dios. Lo que tenían era una comprensión. Su comprensión de Dios no era el resultado de un estudio teórico, de avanzar a tientas entre alternativas sobre la esencia y los atributos de Dios. Para los profetas Dios era real de forma arrolladora y su presencia era aplastante. Nunca hablan de Él con indiferencia. Vivieron como testimonios, impresionados por las palabras de Dios, más que como investigadores comprometidos en averiguar la naturaleza de Dios; sus discursos constituían una liberación de un peso, más que barruntos percibidos en la niebla de la incertidumbre.



PINCKAERS SERVAIS Las fuentes de la moral cristiana

 El último Concilio señaló que la fuente de renovación de la teología moral ha de hallarse en «una presentación científica más nutrida por la Sagrada Escritura», en el restablecimiento de los estrechos lazos de la moral con la dogmática, la doctrina de los Padres, la espiritualidad y la pastoral, la filosofía y las ciencias humanas. Estas directrices confirman poderosas corrientes que se han desarrollado en la Iglesia durante las últimas décadas: la renovación bíblica, patrística, litúrgica, ecuménica, etc. Uno de los principales cambios que el Concilio realizó fue conseguir que el pueblo católico accediera por entero a la Escritura y a la liturgia, que es la Palabra de Dios puesta en oración. Claro es, sin embargo, que decretos y documentos, por inteligentes que sean, no son suficientes para llevar a cabo las reformas propuestas, pues éstas llevan consigo profundas revisiones. 




LEAL JERÓNIMO Invitación a la Patrología

 LOS MANUALES DE PATROLOGÍA A DISPOSICIÓN de los alumnos de los primeros años de las Facultades Eclesiásticas y de los institutos que promueven estudios de Literatura cristiana antigua exponen, generalmente, para cada autor una detallada descripción de la vida, ambiente, obras y cuestiones críticas y teológicas y, después, una selección de textos patrísticos. Pero esta selección consiste, las más de las veces, en unos cuantos párrafos breves, siempre en letra pequeña, cuando no es una exuberante abundancia de textos. De estas dos posibilidades dependen, respectivamente, dos consecuencias opuestas: o no se leen textos de los Padres o la compra de los tomos necesarios (cuatro o cinco) no está al alcance del bolsillo —ni del tiempo— de los alumnos; y ninguna de las dos garantiza la lectura.



DE CUSA NICOLÁS El juego de la bola

 El juego de la bola consta de dos libros, que según parece fueron re-dactados con pocas semanas, o quizá meses, de distancia. Parece establecido que el libro primero fue escrito entre finales de 1462 y comienzos de 1463, publicado en este año; el volumen segundo es de poco después, en 14639. Ha habido una cierta discusión por esta alusión que hace Nicolás de Cusa al final del capítulo 22 del De venatione sapientiae: “Sobre esto he escrito más arriba y en el pequeño libro que Sobre la figura del mundo (De figura mundi) he compuesto recientemente en Orvieto”. Algunos autores han considerado que De ludo globi y el libro, perdido, De figura mundi, serían el mismo, pues tendrían una relación incluso por el título y las fechas aproximadas de la composición de ambos. Sin embargo, hoy por hoy, la consideración más plausible es que son libros distintos, y que Sobre la figura del mundo es un libro perdido. 




DAMASCENO JUAN Esposición de la fe

 A lo largo de los siglos, la Expositio fidei (EF) ha resultado ser un admirable libro de texto, aunque no era ésta la pretensión de su autor, que lo ideó como un compendio de la fe para un pastor de la Iglesia. No cabe duda de que este éxito se debe en gran medida a la precisión en el uso de los términos filosóficos, que junto con las fuentes patrísticas, han hecho de la EF un instrumento útil para la teología. No es un límite, sino un punto de partida seguro del que se han valido las escuelas teológicas de Oriente y Occidente para profundizar en el conocimiento del misterio de Dios. Así pues, las tradiciones teológicas orientales y occidentales hunden sus raíces en esta obra. Por eso es, hoy día, un instrumento ideal para desarrollar y conducir el diálogo ecuménico. Esperamos que esta traducción sea una aportación útil a dicha tarea. 



LÓPEZ CASANOVA IVÁN El sillón de pensar

 En una entrevista periodística, el filósofo contemporáneo Javier Gomá resumía así su búsqueda intelectual: «Yo quiero saber hoy qué es el amor, qué es la amistad, qué es el sentido de la vida, qué es la felicidad o qué es la muerte». Pues bien, en esta certera sentencia se encuentran los dos objetivos que justifican este trabajo: proponer soluciones y actualizar razonamientos sobre cuestiones de fondo para que lleguen a la sensibilidad actual.

 


 


CORAZÓN RAFAEL El pensamiento de Leonardo Polo

La obra de Leonardo Polo no está aún acabada; primero porque, dentro de las limitaciones de la edad, sigue escribiendo; y segundo porque existen gran cantidad de escritos inéditos que poco a poco van saliendo a la luz. Pero tenemos ya un legado suficiente para poder valorar y comprender su pensamiento.
En todas las universidades en las que ha dado cursos tiene discípulos, ya que sus ideas no dejan indiferente, porque, hoy, cuando algunas escuelas filosóficas dedican sus esfuerzos a mostrar que la filosofía no existe, él ha abierto a muchos un panorama inmenso y unas posibilidades que requerirán un estudio profundo para extraer unas consecuencias que no podían ni sospecharse antes de oírlo.


 


HIGUERAS JESÚS El regreso de Emaús


 DOS HOMBRES CAMINAN HACIA Emaús desde Jerusalén, recorriendo una cierta distancia —diez kilómetros aproximadamente— con el corazón lleno de oscuridad. Vuelven tristes y apesadumbrados. La vida les ha golpeado y ha interrumpido abruptamente sus sueños y esperanzas, hasta el punto de que solo encuentran una chispa de consuelo desahogándose entre sí.
En un recodo del camino alguien se les acerca y se interesa por su conversación, hasta acabar en pocas horas transformando completamente sus vidas. Ese misterioso personaje es alguien que ya conocían y por el que habrían dado la vida, pero en esos momentos sus ojos son incapaces de reconocerle. Te invito a contemplar, como marco para tu reflexión, este bello pasaje de un atardecer en Judea, que pone ante tus ojos el camino de tu propia alma hacia el encuentro con Jesús.


 

PUIGDOLLERS RODOLFO La Sagrada Familia de Barcelona

 Ahora que el visitante entra en la nave del templo y se queda maravillado ante aquello que ve y contempla, ¿qué le queda para continuar soñando? Si ha visto y se ha maravillado por aquello que nunca había contemplado, ¿qué le queda para continuar construyendo, para continuar llevando en su corazón como un gran secreto?
Este escrito quiere ser una ayuda para adentrarse en este lugar privilegiado que es la Sagrada Familia de Antoni Gaudí. Más que fijarse en su técnica compositiva o en su belleza estética, quiere poner el acento en su mensaje.



JEAN POGGI PHILIPPE OLIVIER Juan Pablo II la huella

 Una impresión dominará al lector una vez haya acabado la lectura de esta nueva biografía de Karol Wojtyla: la tremenda coherencia, en su vida, de los hechos y las ideas, el estilo de vida y el mensaje enseñado con su magisterio. Creo que si hay dos palabras que pueden definir la compleja, dramática y polifacética trayectoria vital del primer papa polaco de la historia de la Iglesia, estas dos palabras son resistencia y coherencia.



SERRANO DEL POZO IGNACIO Debilidad de la voluntad y dominio racional


 La incontinencia  describe una acción aparentemente simple: la de un sujeto que, debido al influjo de sus deseos y afectos, obra contra sus convicciones racionales. Por ejemplo, quien sabe que no debe beber mucho alcohol en el almuerzo pues tiene que trabajar, pero apenas surge el deseo, consiente en hacerlo.
En términos muy simples, el incontinente sería quien “hace el mal a sabiendas”, usando estos términos en un sentido amplio.
A esto se debe añadir lo que clásicamente se ha admitido: que las afecciones que surgen en el incontinente, siendo una interferencia pasional contra la claridad y el dominio de la razón, no forzarían al sujeto con necesidad, pues siempre le quedaría al incontinente la posibilidad de seguir un mejor curso de acción.